23 mayo, 2012

LA LUZ DE LA MAÑANA.



Nace la mañana torpe
y perezosa
Con su luz derramada.
Incapaz de sostenerse en el aire.
Débil, flaca.

Nacer para vivir,
despertar, para ser nuevo
con cada aurora.
Aunque la ciudad sea gris y las
calles estén aún cerradas y
la luz que nos ofrecen sea
tísica y escuálida.

Vivir,
escupiéndole al tiempo
en la cara,
devorar los días,
satisfechos, eructar,

Y no pedir perdón ni dar las gracias.


La Pt Ps.

1 comentario:

blocdejavier dijo...

Es una mañana, no importa el color. Es una mañana arañada a la Muerte.
http://blocdejavier.wordpress.com/2014/04/12/la-luz-de-la-manana/