06 septiembre, 2011

PASEAS


Paseas,
casi siempre borracho.

Te mojas de tinta los labios,
suplicas palabras,
en la esquina de cualquier solar.

Pronuncias ebrio y callado
la angustia de esta plaza,
o te alzas
y escupes a voces
que hay un doblez equivocado
en el nombre de las cosas.

Escribes y tiemblas....


No hay orden. El orden eres tú.